¿Cómo utilizar las redes sociales en protestas de calle?

como-usar-redes-sociales-en-protestas-de-calle

Te haz visto en la necesidad de preguntarte:

¿Cómo utilizar las redes sociales en protestas de calle?

En Venezuela pasa que cuando hay censura mediática de los medios de información, todos nos volcamos a las redes sociales para comunicarnos. Pero en ocasiones, el contenido que consumimos a través de los canales de tráfico social parece creado por un "sádico social", al acecho del dolor y la desventura de la gente. En tanto hay quienes gozan de exaltar lo caótico, infortunado e inevitable de todo proceso de transformación social.

Aquí encontrarás algunas ideas para no convertirte inconscientemente en uno de ellos y dejar de embasurar el flujo de contenido de las rrss en momentos dónde es tan importante contar con contenido veraz y de valor.

1. Mantén tu compostura online.

Veo muchas publicaciones de autoridades, artistas, influencers y celebridades maldiciendo, aventándole el linaje a otros, y en cacería continua de quienes perdieron el juicio antes que ellos. Así, he leído publicaciones de personalidades que se jactan de pacíficos, civilizados y de su "don de gente", en las que despotrican a otros adoptando todas las formas de violencia de sus agresores ¡Que contradicción fundamental! Las publicaciones incendiarias son una forma de violencia. A menos que seas un monumento a la justicia, siéntete libre de juzgar a otros sin reparo. Y continúa apagando el fuego con gasolina. ¡WTF!

2. Evita los fakes (noticias falsas).

Ya existe demasiada infoxicación de noticias falsas para que te prestes a circularlas. Es cierto que los medios privados están censurados. ¿Pero sabes qué es peor? Que se vaya erosionando poco a poco la calidad y credibilidad de tu contenido por querer dar "una primicia" que nunca sucedió. Es paradójico, porque quien se dedica a bombardearte de fakes por lo general es alguien que siempre está en busca de tu atención a como de lugar. Es alguien que trabaja duro para darte "la exclusiva", a costa de perder su propia credibilidad. Tómate el trabajo de investigar antes de publicar. Y no seas un tonto útil de la mediática radical de los opuestos políticos. En todo caso, mejor envíales tus fakes a elchiguirebipolar.net

3. Inclínate por los comentarios en vez de likes.

Cuando una publicación trágica y lamentable te impacte de manera negativa, no es apropiado dar un like. Ya que en la lógica social media, estarías expresando que te gusta la publicación. Por eso, es preferible hacer un comentario. Algunas RRSS ya han incorporado emojis para expresar estados de ánimo en casos como este. Sin embargo, y por respeto a quien publica, al destinatario de la publicación o al suceso en sí mismo, tu acto de expresión más solidario, es mejor por mucho, un comentario.

4. Cero autobombo. Más servicio social.

¿Acaso no tienes ya en tu timeline suficientes publicaciones de contactos haciéndose selfies solo para darse bomba? No digo que no tengas derecho a publicarlos. Y que contados selfies tengan un verdadero valor sentimental para ti. Lo que subrayo es que si tienes una auténtica intención de ayudar a través de rrss a quienes están contigo en la calle en una protesta civil o política, tiene más aporte publicar contenido contextual e informativo para el público en general: ¿Qué hacer en caso de exposición a bombas lagrimógenas? También son muy apreciadas las publicaciones de servicio social: ¿Donde encontrar ciertas medicinas? ¿Dónde están ubicados los centros de primeros auxilios?, por ejemplo. También es mejor que esperes a que baje la marea para publicar tu trabajo de éxito o las promos de tus próximos workshops. No estar en sintonía con el colectivo puede hacerte parecer un indiferente, un tibio, un grandísimo insensible. Lo cual puede perjudicar tu engagement.

5. Geolocaliza al 100% tus publicaciones.

Eso va desde describir en la imagen, video o copy de tu publicación el lugar dónde te encuentras hasta añadir tu ubicación en las mismas. Deja rastro de dónde estás y hacia dónde te movilizas. Algo muy importante: No olvides utilizar hashtags. Facilítale a los demás la correcta agrupación de publicaciones por circuito de familias de hashtags. No utilices hashtags con caracteres muy extensos, genéricos y con muchas tildes. Recuerda que más del 70% de las búsquedas de hashtags se hacen sin considerar acentos.

6. Muestra más solidaridad que positivismo.

A menos que cuente como un "desahogo" viene bien publicar que luchas por tus hijos, tu futuro y proyecto de vida. ¡Pero ya! Esto es algo que por refrito y recalentado todos ya sabemos. Aunque insistas con este tipo de publicaciones, ninguna va a evitar que sigan muriendo estudiantes, pacientes oncológicos y héroes anónimos. En la ciudad donde vivo murieron recientemente ocho pacientes oncológicos, niños en realidad, por falta de tratamiento, insumos médicos y antibióticos. ¿Eres tú un influencer? ¿Calificas como un "orgullo venezolano"? Ponte serio. Dona a través de tu fundación o proyecto benéfico: dinero, alimentos no perecederos, medicinas o activos que contrarresten un poco la situación infortunada contra la que te resistes. Y estimula a otros a hacer lo mismo con tus publicaciones. No te carees con un video clase: "¡Pa bravo yo!" del guapo que se asusta cuando aparece por sorpresa su contrincante. Espera, ¿No eres un orgullo venezolano pero si un influencer de 100k? Entonces envíale este post a tu orgullo venezolano o hazle un mention con el hashtag #SOSVenezuela en vez de echarle más gasolina al fuego.

¿Más contenido para dirigir tu propia acción de cambio?

Tu correo está protegido. Tampoco nos gusta el spam.