10 reflexiones insignia para vencer la resistencia cambio

El cambio es cualquier otra cosa que sea diferente de lo que existe hasta ahora. La resistencia consiste en evitar a toda costa ese cambio. Para explicártelo mejor, te contaré una reciente anécdota personal de cambio.

Hace algunos meses, renuncié a una empresa en donde hice carrera, obtuve resultados exitosos y sembré relaciones profesionales y personales extraordinarias. Aunque esta decisión la tomé de manera planificada y, meses antes de renunciar, ya me encontraba prestando servicios profesionales como consultor de dirección empresarial y talento humano a nivel nacional e internacional; no puedo negar que sentía incertidumbre al pensar en mi destino de profesional  y del cambio de vida que significaba pasar de asalariado a emprendedor.

Cuando comprendí  a fondo estas 10 reflexiones para vencer la resistencia al cambio, se disiparon mis dudas, el entusiasmo tomo el lugar de la incertidumbre y un continuo de experiencias de cambio se desencadenaron a mi favor. Hoy estas reflexiones son mis insignias para momentos de incertidumbre. Imprímeles tu propio sentido y sello de marca. Llévalas a tierra. De lo único que puedes arrepentirte es de no haberlo hecho antes.

  1. Nada es eterno, todo cambia. Los sentimientos no mueren, las relaciones y eventos no acaban, se transforman y cambian.
  2. El cambio está en todas partes. Es omnipresente. Está presente a toda escala en la esencia viva de los seres y las cosas
  3. El cambio crea nuevos mundos. Hace que reinventes el mapa y el territorio. Y te abras a nuevas coordenadas.
  4. El cambio es un asunto de perspectiva. Lo resistes o lo asumes de acuerdo al ángulo de enfoque en que lo mires.
  5. El cambio más efectivo es el autodirigido. Porque nadie cambia a nadie. Tú diriges tu propia acción de cambio.
  6. Las formas de cambiar, también cambian. Aprendes a cambiar en muchos momentos, en varios lugares y de distintas formas.
  7. Un cambio prepara otro. Un cambio te coloca en mejor posición para el próximo. En el cual, los caminos son más cortos.
  8. El cambio no tiene reloj. Y es como el amor y el miedo: no sabes exactamente cuando comienza, termina o se transforma.
  9. El cambio es una carrera de relevo sin línea de meta. Son series de “vueltas de la vida” que no terminan. Si tuviera que dibujarlo sería un espiral ascendente hacia el infinito.
  10. Sin cambio no hay resultados diferentes. No puedes esperar a que las cosas cambien sino haces algo distinto.

Photograph by Ben Heine

[mc4wp_form]