10 conductas positivas para contrarrestar la crisis en Venezuela

Es pública, notoria y de atención expectante, la actual situación país que atraviesan todos los habitantes de Venezuela. Nadie que viva en Venezuela puede negar el detrimento productivo del país; la deshumanización de todo el colectivo, devenida en la lucha feroz por sobrevivir día a día; y el empañamiento general de valores que alguna vez nos forjaron la imagen de buen vecino. A la fecha y a este paso, cualquier argumento en contra es insostenible. Y la incómoda verdad es que la crisis la viven todos los venezolanos indistintamente de su posición política.

En lo personal resido en Venezuela, y vivo día a día las consecuencias de esta situación. Mi posición personal frente a esto es: “yo hago el cambio”, “dar tú primero al país en vez de esperar a que te de”.  ¿Cómo hacerlo? Pues, además de NO resonar desde lo negativo, donde resuena la mayoría, una mejor opción es ser vocero de información que agregue valor a tu crecimiento personal para impactar positivamente a tu familia, amigos, colaboradores y comunidad.

La Federación de Psicólogos de Venezuela (FPV) con la finalidad de contribuir en el manejo de la actual situación país por parte de los habitantes de Venezuela, ha colocado a disposición de todos el: “Decálogo de recomendaciones para los tiempos que vivimos”, preparado por la Red de Apoyo Psicólogico de la Universidad Central de Venezuela y la Federación de Psicólogos de Venezuela. Es un material gremial al que he llamado en este post: “10 conductas positivas para contrarrestar la crisis en Venezuela”, con el fin de hacerlo más accesible.

Considero muy pertinente esta información para hacer cambios inmediatos en ti y en tu circuito de influencia. Espero lo compartas, te unas a esta causa y me digas también tus ideas y cómo lo haces tú, usando el hashtag #YoHagoElCambio en redes.

[divider]

Decálogo de recomendaciones para los tiempos que vivimos.

  1. Evite seguir el juego a políticos o líderes que acepten, utilicen o aprueben lenguaje o actos violentos. Ejerza su derecho a expresarse sin causar daño a otros, ni a la planta física, ni al ambiente.
  2. Reduzca su exposición a programas de TV, prensa o mensajes electrónicos que contribuyan a la confrontación violenta, o la propicien en contenido o intención.
  3. Privilegie los aspectos positivos que caracterizan nuestra identidad como venezolanos, en las relaciones con las otras personas: la solidaridad, el respeto, la hospitalidad, el buen humor, la generosidad, la tolerancia, entre otros.
  4. Preserve o rescate sus espacios de intercambio más cercanos: familia, amigos, compañeros de estudio o trabajo, vecinos. No permita que las diferencias políticas lesionen sus vínculos o quebranten sus afectos.
  5. Rescate la reflexión crítica como individuo y no se permita solidaridades automáticas, emocionales, u obedientes no deliberantes.
  6. Respete la diversidad, la opinión de los otros, la pluralidad, y acepte que siendo distintos podemos funcionar en convivencia. Ser tolerante no implica estar de acuerdo ni ser débiles, sino permitirnos convivir en respeto aunque no siempre pensemos o sintamos igual.
  7. Impida hacer de la política su único o principal tema de conversación. No la descalifique, pero no la privilegie.
  8. Renuncie a los odios y discrimine la información que recibe.
  9. Proteja de esta confrontación a las próximas generaciones. Procúrese espacios y momentos libres de temas políticos por el bien de los suyos y de Usted mismo.
  10. Sea cuidadoso con los temas que conversa con otros adultos, en presencia de niños; no menosprecie su capacidad de compresión. En general, trate de mantener a los niños fuera de la diatriba política.

[mc4wp_form]